Es posible que hayas visto en algún estanco de tu ciudad productos con CBD, como aceites, flores de CBD, cápsulas o cremas, y te hayas preguntado ¿puedo comprar CBD en estancos españoles?

La respuesta es sí, ya puedes comprar productos con CBD y con un porcentaje menor de THC (menos del 0,2 %) en estancos, tiendas especializadas, tiendas online y páginas web que cumplan con las normas y requisitos del Estado Español.

Recordemos que el CBD es el cannabidiol, un compuesto activo del cannabis cuyo uso se ha popularizado por sus propiedades terapéuticas, tales como el de ser antinflamatorio, analgésico, antiestrés, antidepresivo, anticonvulsivo y como relajante muscular, entre otras.

Sin embargo, su producción y comercialización sigue sometida a varias regulaciones y limitaciones en España, algo que podría cambiar gracias a algunas resoluciones legales de la Unión Europea.

Situación del CBD en España

Actualmente, puedes adquirir productos con CBD en estancos, tiendas especializadas en productos de cannabis, páginas web y tiendas online que cuentan con los permisos necesarios por parte del Estado español.

La presencia en estancos de cremas, flores de CBD, aceites y cosméticos es legal, siempre y cuando el porcentaje de THC en estos productos sea inferior al 0,2 %. El THC es el compuesto psicoactivo del cannabis, y la razón por la que esta planta es considerada estupefaciente e ilegal.

Encontrarás estos productos en muchos estancos a lo largo y ancho de España, aunque su presencia puede variar de acuerdo con la legislación sobre el tema en cada comunidad autónoma.

Las comunidades autónomas más relajadas y tolerantes respecto a la venta de CBD en estancos y otros espacios físicos y virtuales son Cantabria, Cataluña y País Vasco. En cambio, es menor la presencia de productos CBD en estancos en el centro y el sur del país.

¿Es legal el consumo de CBD en España?

Aunque en España no existe una ley que regule la producción, comercialización y consumo de CBD, no significa que este compuesto sea completamente legal.

Como en otras situaciones, en este caso España se orienta con la legislación de la Unión Europea, que en general considera legal el uso tópico, externo, del CBD, pero no así su ingesta o inhalación, con excepción de un medicamento anticonvulsivo utilizado en los tratamientos de la epilepsia, el Epidiolex, producido por GW Pharmaceutical.

En 2018, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dio un veredicto en torno a un caso francés donde afirmaba que ningún Estado de la Unión Europea podía prohibir productos con CBD legalmente producidos en otro Estado de la Unión.

También determinó que el CBD, a diferencia del THC, no podía ser considerado como un estupefaciente.

A partir de 2020, en plena pandemia de Covid-19, los productos con CBD comenzaron a aparecer en los estancos, a pesar de las advertencias del Comisionado para el Mercado de Tabacos, que es quien regula la actividad de los estancos.

Cierta ambigüedad en la postura de la CMT provocó que, por un lado, la Guardia Civil incautara mercancía con CBD, pero no interviniera en otros casos.

Por ahora, los productos con CBD que puedes conseguir en los estancos son casi los mismos que puedes encontrar en los catálogos de tiendas y distribuidoras online: flores de CBD, hierbas aromáticas, aceites, cremas, y hasta papeles para enrollar hechos con CBD.

Deja un comentario

books on zlibrary
es_ESES